sábado, 21 de febrero de 2009

Goma Bicromatada...

Las emulsiones pigmentarias se basan en las investigaciones llevadas a cabo en 1839 por el escocés Mungo Ponton sobre la sensibilización a la luz de los bicromatos. Ponton descubrió que al mezclar gelatina, goma arábiga o cualquier otra sustancia similar (coloides) con un bicromato y exponer esta emulsión a la luz solar, la emulsión perdía su solubilidad en agua.

© Israel Caballero

Las similitudes entre el proceso al carbón y la goma bicromatada son múltiples como se podrá comprobar a lo largo de la explicación. Ambas técnicas requieren paciencia y precisión. Son muchos los factores que entran en juego para la obtención de resultados satisfactorios. Sin embargo, una vez dominada la técnica, la versatilidad de ambos procesos, sobre todo el de la goma bicromatada, ofrece un amplio abanico de posibilidades creativas.

La goma bicromatada fue introducida por A. Rouillé-Ladévéze en 1894. Se basa en las investigaciones llevadas a cabo por Ponton y por Poitevin sobre la insolubilidad de los coloides mezclados con bicromato y expuestos a la luz. En el caso de la goma bicromatada, el coloide que se utiliza es la goma arábiga que se obtiene de la resina de un cierto tipo de acacia africana. Este proceso gozó de gran aceptación en los círculos de fotógrafos pictoralistas como, por ejemplo, el Photo Club de París, The Linked Ring de Londres y The Photo Secession Galleries de Nueva York, éstas últimas fundadas por Alfred Stieglitz.

Uno de los primeros artistas que la utilizó fue Robert Demachy a finales del siglo XIX. Sus escritos, así como los de Maskell, Puyo, Emery y Croizier contribuyeron a la rápida difusión del proceso, que tuvo sus más fervientes defensores en las Agrupaciones y Sociedades fotográficas, sobre todo en la década de los veinte. Su atractivo principal residía en la posibilidad de manipular la imagen final interviniendo en la superficie, en el color y en el contraste. La goma bicromatada permite impresiones múltiples, formándose la imagen por capas y dando la posibilidad de usar pigmentos.


MUY IMPORTANTE:

Todos los bicromatos son altamente tóxicos, incluso por contacto, así pues se utilizarán guantes durante todo el proceso de la goma bicromatada. Estos procesos no se recomiendan para su realización con niños, personas con problemas de alergias y mujeres embarazadas, de hecho, ninguna mujer embarazada puede tener contacto alguno con productos de labotarorio.